lunes, 21 de febrero de 2011

ETICA Y BIOTECNOLOGIA EN LA REPRODUCCION ASISTIDA

Reproducción asistida o fecundación artificial es la técnica de tratamiento de la esterilidad o infertilidad que conlleva una manipulación de los gametos.
La reproducción asistida se realiza por dos medios:

Inseminación artificial

Introducción médica del semen o esperma en la vagina de la mujer con la finalidad de conseguir una gestación. Esta vía recibe el nombre de inseminación artificial. Normalmente, con esta técnica, de cada 100 ciclos de inseminación 13 resultan en gestación, y de cada 100 parejas que completan 4 ciclos, 60 consiguen gestación. De todos los embarazos conseguidos, un 15-20% son gemelares y otro 15% se malogran. Se distinguen dos situaciones según el origen del semen:
- Inseminación artificial homóloga o conyugal (IAH): el semen procede de la pareja. Se lleva a cabo la inseminación de manera artificial cuando hay alguna dificultad para que se deposite el esperma en la vagina de la mujer de manera natural (el coito), por ejemplo debido a problemas de eyaculación precoz, vaginismo, impotencia o eyaculación retrógrada. También puede recurrirse al IAH cuando la mujer presente malformaciones uterinas, un moco cervical demasiado espeso, disfunciones ovulatorias, etc... o simplemente cuando la causa de esterilidad en la pareja sea desconocida (15% de los casos).
- Inseminación artificial con donante (IAD): el semen proviene de un donante anónimo. Se recurre a un banco de semen cuando el integrante masculino de la pareja presenta azoospermia, una enfermedad genética hereditaria o una enfermedad de transmisión sexual, cuando la paciente es una mujer sin pareja, etc...
La inseminación artificial consta de tres fases:
estimulación hormonal del ovario, para aumentar el número de ovocitos maduros.
preparación del semen, seleccionando y concentrando los espermatozoides móviles.
inseminación de la mujer, que se realiza en una consulta.

Fecundación in vitro (FIV)

Extracción del ovocito femenino para fecundarlo fuera del organismo de la mujer con espermatozoides obtenidos previamente del hombre. Tras la fecundación, el embrión es implantado en el cuerpo de la mujer. Esta vía recibe el nombre de fecundación in vitro (FIV, o IVF por sus siglas en inglés). La FIV consta de seis fases:
estimulación del ovario con hormonas.
extracción de ovocitos; en el caso de infertilidad femenina, se puede recurrir a la donación de ovocitos.
inseminación de los mismos, que puede producirse:
de forma clásica, poniendo juntos los ovocitos y los espermatozoides previamente seleccionados y tratados.
mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) en el caso de que los gametos masculinos presenten problemas de movilidad.
cultivo in vitro del embrión; durante el periodo de cultivo el embrión pasa por diferentes estados de desarrollo. Habitualmente los embriones permanecen en cultivo un total de tres días. En algunas ocasiones, es conveniente prolongar el cultivo de los embriones en el laboratorio hasta el estadio llamado de blastocisto (~6 días).
transferencia embrionaria; se puede realizar bien en el útero o en las trompas y tiene lugar por vía transcervical, sin anestesia. Las tasas de embarazo con FIV e ICSI están alrededor del 50%, siendo superiores al 60% en el caso de donación de ovocitos.
congelación y descongelación de embriones en su caso; una vez que se ha transferido el número de embriones adecuado para cada caso, los embriones viables sobrantes se someten a un proceso de congelación, lo que permite conservarlos durante un tiempo. De esta forma, estos embriones están disponibles en el momento en que sean requeridos por la pareja. Las tasas de éxito con transferencia de embriones congelados son similares al resto de los tratamientos, superando el 40%, sin aumento del riesgo de aborto o malformaciones.
En la actualidad la reproducción asistida (in útero o in vitro) es una práctica muy común, aunque dependiendo de los centros, los resultados pueden variar.

Problemas de la reproducción asistida

Los principales problemas asociados a la fecundación in vitro pueden estar derivados de la estimulación ovárica o del embarazo. También se presentan consideraciones bioéticas.

Riesgos derivados de la estimulación

Síndrome de hiperestimulación ovárico. Se da durante la fase lútea del ciclo menstrual y consiste en una respuesta anormalmente alta de los ovarios ante la estimulación hormonal, y que además es persistente en el tiempo. Se trata de una complicación derivada de los tratamientos hormonales de estimulación ovárica en reproducción asistida, principalmente relacionados con la administración de hCG. Los síntomas más destacados de este síndrome son la ascitis, el crecimiento ovárico y el dolor abdominal. La probabilidad de que ocurra una respuesta exagerada (hiperestimulación) con riesgo para una paciente es inferior al 1%, siendo la complicación más grave la torsión de ovarios, que puede desembocar en hemorragias internas.

Embarazos múltiples: En ciclos donde se transfieren dos embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 6%. En ciclos donde se transfieren tres embriones la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 12% y de tener un embarazo triple es del 3%. Es importante llevar a cabo controles ecográficos y medir los niveles de estradiol para cancelar el ciclo de reproducción asistida en el caso de que se detecten más de dos o tres folículos ovulatorios. Un embarazo múltiple tiene importantes riesgos de salud tanto para la madre como para los fetos, y normalmente desemboca en un parto prematuro.

Riesgos derivados del embarazo

Aborto natural: se calcula que se produce entre el 20-22% de los casos. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren en las primeras semanas de embarazo.
Embarazo ectópico: entre 2 y 5 mujeres de cada 100 sometidas a fecundación in vitro pueden tener un embarazo ectópico, en los embarazos concebidos de forma natural la probabilidad es de 1%- 1,5%.

MATERNIDAD SUBROGADA

A la maternidad subrogada se le comenzó a conocer como tal desde 1975 aproximadamente. A partir de entonces, han surgido diversas denominaciones, como son las siguientes:
alquiler de vientre,
alquiler de útero,
arriendo de útero
arrendamiento de vientre
donación temporaria de utero
gestación por cuenta ajena o por cuenta de otro,
gestación de sustitución
gestación subrogada
madre portadora
maternidad sustituta,
maternidad de sustitución,
maternidad suplente,
maternidad de alquiler
maternidad de encargo
madres de alquiler,
madres portadoras,
vientre de alquiler
surrogated motherhood, su denominación en inglés.


En la maternidad subrogada debe ser importante saber quién es la que aporta el óvulo, ya
que a este aspecto no se le ha dado la debida importancia, pues si la solicitante no aporta el
material genético, o sea, el óvulo, entonces cómo puede alegar ser la madre del niño. Podría
serlo sólo si lo adopta, de acuerdo a lo que la ley señale. En cambio, si la solicitante es la
que aporta el óvulo, se crean lazos muy fuertes entre ella y el bebé: la consanguinidad, la
herencia, las características físicas y de personalidad.
.
Por ello, la maternidad no sólo estriba en que una persona geste y de a luz un bebé, Tan
importante es esto como la función de quien cría y educa a un niño, de ahí que popularmente
se diga que no es madre quien engendra sino quien educa. De tal manera, que en la
maternidad subrogada no encuentro obstáculo para que sea considerada la madre del bebé
la mujer solicitante. Esto no quiere decir que la mujer gestante no lo sea, pero si se habla de
maternidad subrogada, debe considerarse madre a la mujer solicitante.


Existen varios motivos por los que se suele acudir a esta práctica. Por parte de la gestante generalmente por motivos económicos.

Por parte de la pareja contratante los motivos pueden ser que la mujer sea incapaz de concebir o de gestar por causas físicas o psicológicas, o que no desee hacerlo: para no transmitir una enfermedad, por motivos laborales.

Se puede distinguir entre dos tipos de maternidad subrogada:
Parcial: la madre gesta un embrión genéticamente relacionado con ella
Completa: la madre gesta un embrión que no fue fecundado a partir de un óvulo suyo.

1 comentario:

  1. nos toca dar ese tema esperamos ke les arade y sea d su atencion chikos del 406 Equipo d : eleazar oviedo valdez
    viridiana monroy de la rosa
    sarely reyes delgado
    y gaby jeje
    atte :eleazar oviedo

    ResponderEliminar